consejos grabar multicamara

Cámara uno, cámara dos, cámara tres, iluminador, técnico de sonido, entrevistador, regidor, director de arte y productor. Todos esos son la misma persona: tú. Cuando eres un freelancer y tienes por delante una sesión de rodaje con varias cámaras, se multiplican los factores para que ocurra un desastre. Hoy te voy a dar siete consejos para evitarlo y afrontar este tipo de trabajos con éxito. Al lío.

  • Intenta usar cámaras iguales con los mismos parámetros: Balance de blancos, ISO, fotogramas por segundo (frame rate), velocidad obturación y perfil de color. Si no es posible usar la mismas cámaras, intenta que sean cámaras de la misma marca o fabricante, ya que tendrán componentes similares. Si tampoco es posible, deberás usar perfiles de imagen planos (log)en las diferentes cámaras para disponer de todo el rango dinámico posible. Esta opción requerirá más color grading en la post producción, aquí puedes ver una manera sencilla de hacerlo:



  • Utiliza la misma resolución en toda las cámaras. Si cada cámara tiene una resolución distinta, exporta todo el proyecto en la resolución menor (esto se conoce como downscaling). Por ejemplo, si una de tus cámaras graba 4K pero la otra solo graba 1920×1080, es recomendable reducir el vídeo de la primera y exportar todo el proyecto en la resolución de la segunda. Conviene recordar que estos consejos no son ley escrita en piedra, pero generalmente, se obtienen mejores resultados comprimiendo píxeles que multiplicándolos. Aquí puedes ver cómo reducirlos en el programa de edición:

  • Usa objetivos similares con una apertura de diafragma similar para que la exposición sea la misma. Si quieres usar una apertura de F2.8 en una de las cámaras para lograr menor profundidad de campo, es buena idea usar filtros de densidad neutra. Aquí te dejo un link muy útil donde se explica su uso:

  • Si puedes, graba todo sin cortar las tomas, esto facilitará muchísimo la sincronización de los diferentes clips. También graba un plano máster que te sirva de guía. Muy importante: sincroniza el vídeo y el audio de todas las cámaras. Esta es la mejor manera de ahorrarte quebraderos de cabeza en el software de edición: usa el código de tiempo de la cámara. Este método hará que todas las cámaras tengan su reloj interno sincronizado y nos permitirá agrupar los clips en base a ese código de tiempo cuando editemos el vídeo. Un método más sencillo, clásico y menos preciso es usar una claqueta en la grabación y luego sincronizar los clips y el audio, en base a la información escrita en la claqueta y al sonido que indica el comienzo de la toma. También existe una herramienta muy útil que permite agrupar clips que tienen audio similar, se llama Plural eyes y te puede hacer la vida más sencilla. Aquí puedes ver cómo funciona:
  • Asegúrate de que tienes tarjetas y baterías suficientes. Usa micrófonos para cada cámara o, al menos dos diferentes, que te permitirán sincronizar más fácilmente y usar audio de recurso. Controla los niveles de audio, no está de más usar auriculares por si hay ruidos o fallos. Comprueba periódicamente que todas las cámaras están grabando a la vez. Recuerda que la tecnología puede fallar siempre, por eso hay que comprobar una y otra vez que todo está en orden.
  • Si vas a grabar un evento, probablemente tengas que adaptarte a la luz y espacio disponibles, pero si se trata de otro tipo de trabajo, como una entrevista, podrás tomar más decisiones técnicas y de estilo. Por ejemplo, puedes definir la composición de la escena, buscar diferentes puntos de vista para cada cámara, usar una de ellas solo para recursos y detalles, como el movimiento de las manos o primeros planos. En cuanto a la iluminación, puedes usar una o varias fuentes de luz: una principal, otra de contra (backlight) para resaltar el pelo o la silueta de la persona, o combinar ambas con la luz natural o artificial que exista en el lugar donde vas a grabar. Eso sí, intenta ajustar la temperatura de color de todas las luces para que sean iguales o complementarias. Si no es así, a la hora de editar puedes encontrarte con sombras y tonos no deseados que produzcan una imagen final muy poco agradable y nada profesional. Aquí te dejo un enlace al post que dediqué al tema del color en cine y fotografía: http://alvarorabadan.com/7-videos-para-entender-el-color/
  •  Edita el vídeo creando una secuencia multicámara. Esto te permitirá previsualizar todos los clips de diferentes cámaras simultáneamente y elegir fragmentos de cada uno simplemente haciendo click en cada uno de ellos, o usando el teclado numérico para cada toma. Así ahorrarás el tiempo de ver cada clip por separado y elegir cuál es el mejor en cada momento. Aquí puedes ver cómo se hace:

Espero haberte ayudado con estos consejos, si te gustan y resultan útiles, compártelos. Si tienes alguno más, no dudes en comentar. ¡Hasta la próxima!